JIT es “Just In Time” (Justo a Tiempo o JAT).

“Justo a tiempo” se refiere un bien o servicio que debe ser suministrado al cliente:

  1. aquello que se requiere (qué)
  2. en el momento que se necesita (cuándo)
  3. en la cantidad requerida (cuánto
  4. con la calidad requerida (cómo)
  5. en el lugar requerido (dónde)

Pongamos un ejemplo inocente pero efectivo:
Supongamos que pedimos un café en la barra de un bar. Desde nuestro punto de vista (el del cliente) no esperamos otra cosa que un servicio JIT:

  1. no aceptaremos otra bebida que no sea la que hemos pedido (QUÉ)
  2. no aceptaremos una espera mucho mayor que lo que tarda la cafetera en hacerlo (CUÁNDO)
  3. no aceptaremos dos ni tres, no estaremos dispuesto a pagar más que uno ni tendremos previsto llevarnos cafés que nos hayan puesto de más (no los necesitamos) (CUÁNTO)
  4. no lo aceptaremos frío, de mal sabor o servido en una jarra de cerveza (CÓMO)
  5. no admitiremos tener que desplazarnos para conseguirlo. Se sobreentiende que el lugar de la barra en el que lo pedimos es el punto de entrega (DÓNDE)

Esto que es tan simple en un bar, puede ser extremadamente complejo en un proceso productivo, en el cual conviven múltiples productos con plazos de entrega que pueden ser relativamente largos y dependientes de la reacción de los proveedores.

Hay dos observaciones importantes al respecto:

  1. La fábrica JIT se alimenta de proveedores JIT (para fabricar JIT necesitamos disponer de las materias primas justo a tiempo) (Atención a la lectura inversa: si la tendencia en nuestros clientes es el JIT, pronto sólo aceptarán suministradores JIT.)
  2. El JIT no es la meta. La meta no existe. El JIT es una categoría que indica un alto nivel de progreso en el Lean Manufacturing; pero para conseguirlo se debe asumir que siempre es posible mejorar. Es imposible parar y no caer; siempre hay que mejorar.

El JIT es lo más alejado que existe de la fabricación tradicional por lotes, lo cual suponía:

  • fabricar independientemente de si se necesita
  • fabricar en la cantidad que marca la disponibilidad de materia prima o lo que corresponde al “lote económico”

Otros usos del término JIT:

El JIT es además la expresión de un estado ideal de la producción ajustada, al cual se llega mediante la aplicación continua de la filosofía y principios del Lean Manufacturing.

También puede encontrarse el concepto JIT como sinónimo de TPS, lo cual no es del todo incorrecto. Taiichi Ohno, uno de los principales creadores del TPS, dijo: “Todo lo que estamos haciendo es observar qué ocurre desde el momento en el que el cliente nos hace un pedido hasta que cobramos por él. Y estamos reduciendo ese tiempo mediante la eliminación de actividades que no añaden valor.”