Ante la aparición de un defecto se debe reaccionar de inmediato. Por una parte habrá que subsanarlo de inmediato. Por otra parte habrá que tomar medidas para que no pueda volver a ocurrir. Pero lo que de ningún modo puede hacerse es dejarlo pasar para resolverlo posteriormente.

El principio de Cero-Defectos nos dice que:

  • no debemos aceptar un defecto
  • no debemos entregar un defecto
  • no debemos producir un defecto
  • todo defecto detectado debe resolverse de inmediato

En el caso de producirse un defecto, ¿qué hay que hacer?
Ante todo reaccionar evitando su propagación: STOP
Atacar a las causas: resolverlo directamente o en su caso informar al proceso que lo produjo.
Esto es imprescindible en un flujo continuo, y en ocasiones da al operario la potestad para parar una línea completa de producción para evitar la propagación del defecto.

Lo más importante es no producir el defecto.

 

¿Qué puede producir un defecto?
Cualquiera de las 5Ms:

  1. Hombre (Man)
  2. Máquina
  3. Materiales
  4. Método
  5. Medio

Adicionalmente, debemos tener en cuenta:

Para prevenir los defectos producidos por el hombre:

  • debe estar formado (conocer los estándares)
  • debe ser disciplinado (cumplir los estándares)
  • debe ser polivalente

Para prevenir los defectos producidos por la máquina:

  • debe funcionar correctamente (TPM)
  • debe tener un “toque humano” para detectar por sí misma un defecto (Jidoka / Autonomation)
  • debe facilitar al hombre la prevención de defectos (Poka-Yoke)

Para prevenir los defectos en los materiales:

implicar a los proveedores

Para prevenir los defectos ocasionados por los métodos:

  • procurar una visualización clara
  • facilitar la aportación del operario a la mejora de los métodos
  • realizar un continuo seguimiento y mejora de los mismos

Para prevenir los defectos ocasionados por el medio:

Podemos encontrarnos con causas tan dispares para la aparición de defectos como: vibraciones producidas por un tren cercano, temperatura del aire de una corriente de aire…
La periodicidad con la que ocurren los problemas nos pueden dar una pista sobre una posible causa en la categoría “Medio”.
Si se trata del tren, ocurrirá más o menos siempre a la misma hora.
Si se trata de la temperatura de una corriente de aire, ocurrirá con más o menos frecuencia según sea invierno o verano.

Si actuamos sobre variables que nada tienen que ver con la causa del problema podemos encontrarnos con la creación de un nuevo problema, esto es, una nueva desviación y por tanto un defecto aun mayor.

El Lean Manufacturing dice que debemos preguntarnos 5 veces por qué (no engañarnos con lo que a primera vista parece la causa del problema), llegar a la causa raíz, definir una solución y ejecutarla rápidamente, aun si no lo resuelve al 100%. (Los 5 porques / 5-WHY)