Bajo el nombre de:
“Easy-Kaizen”
“Quick & Easy Kaizen”
“Easy-to-do”
se encuentra una misma metodología de resolución de problemas que trata de poner a disposición de cualquier trabajador las herramientas y el apoyo necesario para realizar pequeñas mejoras en el ámbito de sus procesos.

Se entiende que cuando un empleado detecta un problema, detecta una oportunidad de mejora, lo cual es muy positivo para la compañía, que pone a su disposición herramientas y ayuda para resolverlo.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1- Identificar el problema

2- Advertir sobre el problema

Aplicar el ciclo PDCA (con el apoyo del responsable directo):

3- Plan

Describir el problema
Evaluar efecto
Localizar la causa raíz (5 porqués, Ishikawa…)
Definir posibles soluciones
Definir objetivo

4- Do

Ejecutar la solución