FIFO son las siglas en inglés “First-In-First-Out”, literalmente: “Primero-Dentro-Primero-Fuera”, es decir: “lo primero que entra es lo primero que sale”.

A la hora de utilizar un almacén, y hasta en la despensa de casa, tiene sentido utilizar el sistema FIFO, de modo que el material que más tiempo lleve almacenado sea el siguiente en salir, previniendo así posibles problemas de obsolescencia.

Una “estantería dinámica” es una estantería en la que se facilita el desplazamiento del material aprovechando la gravedad y sistemas que favorezcan el deslizamiento (como por ejemplo rodillos o mesas de bolas).

El FIFO se garantiza gracias a que el material se distribuye en fila, de modo que no se puede retirar más que una caja (aquella que más tiempo lleva en la estantería), y cualquier nueva caja que se introduzca será la última en utilizarse.

Este sistema admite fácilmente la implantación de un sistema de tracción (PULL) mediante KANBAN.
El material iría dispuesto en las estanterías con sus respectivas tarjetas KANBAN:

Al retirarse un contenedor, se genera la necesidad de reponer uno nuevo en la estantería, por lo que se separan contenedor y KANBAN y se deposita éste en el buzón previsto a tal efecto:

En la estantería puede montarse una balda con inclinación inversa al resto, para devolver los embalajes vacíos. Esta balda podría estar en la parte superior, aprovechando que son más ligeras.

Por su parte, los KANBAN depositados en el buzón deben ser retirados por personal de Logística o por quien se estime conveniente, dado que son una señal que autoriza a reponer el correspondiente contenedor en la estantería. De esta forma se cierra el ciclo.

A estas estanterías dinámicas se les llama también “supermercados” (“supermarket” en inglés).
Parece ser que cuando Taiichi Ohno (uno de los creadores del TPS) visitó por primera vez los Estados Unidos en los años 50 quedó sorprendido al ver los supermercados americanos (por lo visto aun no habían llegado al Japón), y adaptó el sistema de reposición que observó en ellos, según el cual tal como se hace hoy día los productos son repuestos en las estanterías según el consumo real del cliente.

Ventajas del “supermercado”:

  • El supermercado hace que el inventario existente sea transparente.
  • Hay un sitio para cada cosa y cada cosa está en su sitio.
  • Fácil identificación de los lugares que corresponden a cada referencia.
  • El stock máximo puede limitarse fácilmente.
  • Es posible definir un stock mínimo.
  • Existe posibilidad de control por parte del proceso anterior siguiendo la máxima: “lo que ha salido del supermercado debe ser repuesto”.

Normas para el buen funcionamiento del “supermercado”:

  • Al retirar por primera vez un contenedor del supermercado (o al abrirla y comenzar su uso), su tarjeta KANBAN debe retirarse y dejarse en el buzón que está adosado a la estantería
  • Sólo se debe comenzar el uso de un nuevo contenedor cuando el anterior ha sido agotado por completo (para evitar mezclas de lotes y asegurar el FIFO)
  • Al agotar el contenido de un contenedor, éste debe dejarse en el estante superior del supermercado para ser retirado en el siguiente aprovisionamiento circular
  • Al agotar el contenido de una caja de cartón debe dejarse en el lugar indicado para su reciclaje
  • Al finalizar una orden, el material puede volver a colocarse en la estantería en el lugar de donde se retiró (es por esto por lo que para cada componente, sí hay N tarjetas KANBAN debe haber N+1 huecos para sus cajas).

Dimensionamiento del supermercado:

Las dimensiones del supoermercado dependerán de:

frecuencia de retirada de contenedores para el consumo
plazo de reposición
La idea es que deben haber un límite mínimo (el que asegure disponibilidad de material en todo momento) y un límite máximo (para evitar reponer sin medida).

El límite máximo puede quedar definido por alguno de los siguientes sistemas:

Introducción de KANBAN (si no hay KANBAN no hay reposición posible, no hace falta más).
espacio disponible (si no hay donde poner el contenedor no hay reposición posible)
marca de nivel máximo.
Capacidad para el producto en la estantería dinámica (o supermercado) =

Consumo (unidades/hora) x plazo de reposición (horas) + margen de seguridad (unidades)