En el entorno del Lean Manufacturing el indicador “Productividad” suele medirse en resultado (piezas, volumen…) / recurso (tiempo, energía, personas…)

Por ejemplo:

  • piezas / hora
  • piezas / operario y hora
  • litros / hora
  • documentos (procesados) / hora
  • metros (de cable, por ejemplo) / turno
  • piezas / kWh

Dependerá de las características del proceso.

Con la Productividad se mide la eficiencia de producción. Frecuentemente se usa para medir el rendimiento del personal, pero se debe tener en cuidado al interpretarlo y tener en cuenta todos los factores que entran en juego.

En este ejemplo vemos enfrentadas dos curvas de producción. La roja es la curva objetivo. La azul se ha obtenido uniendo las producciones reales de cada 10 minutos.
La Productividad viene dada por la pendiente de la curva.

Como vemos en el caso en el que la curva “Real” es paralela a la “Objetivo”, la productividad es igual a la esperada, o lo que es lo mismo, la “Eficiencia de Producción” es del 100%.

Los tramos en los que la pendiente de la curva “Real” es mayor que la “Objetivo” muestran una productividad alta, mayor que la esperada. Mientras que los tramos en los que la pendiente de la curva “Real” es pequeña, la productividad es baja.

En este segundo ejemplo vemos que si bien el proceso es capaz (existen tramos en los que las curvas son paralelas = 100% de eficiencia), el objetivo de producción no se alcanza por producirse frecuentes paradas y algunos tramos de baja eficiencia (baja pendiente).