La Eficiencia de Suministro evalúa en qué medida se cubren las expectativas del cliente en lo que se refiere a los envíos.

El cliente podemos ser nosotros mismos. Entonces hablamos de:
Eficiencia de Suministro de Proveedores
(En inglés: Delivery Performance from Suppliers)

O bien podemos referirnos a un cliente externo. Entonces hablamos de:
Eficiencia de Suministro a Cliente
(En inglés: Delivery Performance to Customer)

La forma más sencilla de calcularlo es:

Eficiencia de suministro = 1 – (nº suministros acordes con las expectativas del cliente / nº total de suministros)

El valor máximo es 1, que interpretamos con que el 100% de los suministros se han realizado de acuerdo con las expectativas del cliente. Este será generalmente el objetivo.