El indicador de Rotaciones de Inventario mide (aproximadamente) en qué medida se renueva el inventario de la compañía para cubrir sus ventas. Rotaciones de inventario bajas son por lo general indeseables.

En inglés se conoce como: “Stockturn rate”

Se calcula como:

Rotaciones de Inventario = Ventas Anuales (“lo que sale”) / Inventario medio disponible (“lo que tenemos de forma permanente”)

Las unidades a manejar deben ser comparables (piezas, volumen, coste…)

Por ejemplo:

Ventas anuales: 3.000.000€
Inventario medio disponible = (Inventario al comienzo del año + Inventario al final del año) / 2 = 500.000€
Rotaciones de Inventario = 3.000.000€ / 500.000€ = 6
Esto generalmente significaría que el inventario se habría renovado 6 veces durante el año.
Cuantas más veces se renueve el inventario, menos necesitamos para unas mismas ventas.

Para calcular el “Inventario medio disponible” debemos recurrir a la forma más simple que sea suficientemente fiable.

  • La forma más sencilla es:
    Inventario medio disponible = (Inventario al comienzo del año + Inventario al final del año) / 2
  • Pero también puede ser:
    Inventario medio disponible = Promedio (Inventarios medios mensuales)
    O incluso diario si disponemos de herramientas de gestión que lo permitan.

Está claro que no se puede vivir sin inventario. Es necesario para que los procesos funcionen y también como medida de seguridad ante problemas de producción o aprovisionamiento.

Pero también debe estar claro que disponer de los inventarios no sale gratis. Los inventarios tienen asociados diversos costes:

  1. compra
  2. intereses
  3. seguros
  4. gestión de aprovisionamientos
  5. control de calidad
  6. superficie de almacenamiento
  7. transportes
  8. obsolescencia, etc.


Sin embargo los inventarios no aportan nada al cliente. No añaden valor. Por lo que son puro despilfarro y deben ser reducidos (o eliminados donde sea posible).

Si el Indicador de Rotaciones de Inventario es bajo puede que:

  • estemos comprando lo que no necesitamos
  • no llevemos un control adecuado de los inventarios
  • no estamos alcanzando los objetivos de venta
  • necesitemos reducir precios en productos con riesgo de obsolescencia
  • nuestro proceso requiera altos niveles de almacenamiento intermedio

Si el Indicador de Rotaciones de Inventario es alto puede que:

  • estemos preparados para adaptarnos con rapidez a cambios bruscos de la demanda
  • nuestros costes por obsolescencia sean muy bajos o inexistentes
  • los márgenes de venta sean los previstos (mercancía siempre fresca)
¿Cómo aumentar las rotaciones de inventario?

Actuando sobre el despilfarro “Inventarios”.

Tenemos baja rotación de inventario porque tenemos muchas existencias.

¿Por qué tenemos tantas existencias?

Por varios motivos:

  1. averías
  2. cambios en la demanda
  3. fallos de calidad
  4. preparaciones largas (obligan a manejar grandes lotes)
  5. baja eficiencia de producción
  6. fallos en aprovisionamientos, etc.

Reducir drásticamente las existencias tiene ventajas e inconvenientes:

Ventajas:

los problemas salen a la superficie, conocemos su verdadera dimensión y es más fácil hacerles frente.
Obtenemos directamente un ahorro

Inconvenientes:

Perdemos el “colchón” que supone contar con las existencias. Los problemas ya no se pueden cubrir con existencias, hay que resolverlos.