Milk Round

Milk Round

En los países anglosajones “milkround” tiene dos acepciones:

  • La ruta del lechero.
  • Ronda de reclutamiento de empleo que se realiza en las universidades.

Nos quedamos con la primera:
En los hogares se consume leche en botellas de vidrio.
Según se consume la leche se van vaciando las botellas y al final del día las botellas vacías se dejan en la puerta de la casa.
El lechero, siguiendo su ruta matutina, va sustituyendo en cada puerta las botellas vacías por botellas llenas. Y en cada casa se inicia el consumo de estas nuevas botellas, cerrando así el ciclo diario.

En las fábricas y transportes de mercancías se tiende a trabajar de esta forma, pero no siempre ha sido así.
Tradicionalmente, cuando surge una necesidad de transporte en un punto, se movilizan recursos logísticos para satisfacer esa necesidad. Es como si el lechero actuara como un repartidor de pizza; se le comunica la necesidad de sustituir las botellas de leche en una casa concreta y acude en exclusiva a ese lugar.

Es evidente que el despilfarro asociado a esta forma de trabajar es enorme, ya que se realizarán muchos desplazamientos sin aprovechar la capacidad de carga de los medios de transporte.

La idea de adoptar la “ruta del lechero” es sencilla:
– se definen cuáles son los puntos de carga y descarga. (Por ejemplo: almacén, proveedor 1, proveedor 2, proveedor 3, cliente 1, cliente 2. O en interno: almacén, línea 1, línea 2…)
– se definen rutas concretas para recorrer sucesivamente esos puntos con cierta periodicidad. (Por ejemplo: almacén à proveedor 3 à cliente 1 à proveedor 2 à …à almacén. Cada 8 horas)

– se definen sistemas sencillos de saber cuál es la carga y la descarga necesaria en cada punto en cada momento (Por ejemplo mediante kanban. En el caso de la “ruta del lechero” podemos decir que la botella de leche actúa como “kanban contenedor”; una botella vacía en la puerta de la casa es la señal al proveedor sobre las necesidades del cliente. No es necesario decir más.)

En el contexto del Lean Manufacturing, se entiendo por milkround (también puede econtrarse cono milk-run) a la ruta logística que minimiza el número de desplazamientos y va recogiendo y entregando pequeños lotes en función de las necesidades reales del cliente.

Para ello hay que resolver dos problemas:

Hay que saber qué transportar
Hay que saber cuándo transportarlo
Hay que tener medios para transportarlo

Para saber qué y cuándo transportar hay que prepararse previamente. El uso de kanban puede simplificar esta tarea, pero hay que tener en cuenta que habrá una frecuencia máxima de aprovisionamiento común para todos (idealmente sería una frecuencia única: la de la demanda del cliente. “Takt time”).
Dicho de otro modo: nadie puede esperar que el lechero suministre dos veces al día. Será cada mañana. Eso sí, podemos libremente establecer que nos suministre cada dos días; el lechero simplemente pasaría de largo cada mañana que no viera la señal que evidencia nuestra necesidad.

En la “logística externa” el problema no es tanto los medios como ser capaz de fijar una determinada frecuencia de aprovisionamiento con clientes y proveedores.

En la “logística interna”, la frecuencia de aprovisionamiento dependerá del éxito de nuestras medidas para implantar el principio de cadencia, según el cual los medios de producción trabajan de forma acompasada teniendo como referencia el ritmo de la demanda del cliente (takt time).

En cuanto a los medios de transporte en la “logística interna” cada vez más se popularizan los “trenes logísticos” o “aprovisionamientos circulares”, que son vehículos eléctricos de guiado automático (o con conductor), que arrastran sucesivos vagones adaptados para transportar los materiales de uso en la fábrica, circulando con seguridad por los pasillos de la misma.

 

El “tren” debe circular con absoluta puntualidad y proceder más o menos de la siguiente forma:

Estación de entrada y salida (generalmente situada en el almacén):

  1. Descargar producto terminado y contenedores vacíos
  2. Cargar necesidades (según se haya registrado previamente o según los kanbans que se han ido recogiendo). Se cargará: materia prima, componentes, embalajes de producto terminado, herramientas, etc.
  3. Inicio de trayecto a la hora prefijada.

En cada parada:

  1. Descargar la materia prima, componentes, embalajes, herramientas que se necesiten en el punto de parada.
  2. Cargar el producto terminado, contenedores vacíos, etc.
  3. Recoger los kanbans de transporte (que evidencian la necesidad de material en ese punto)

Estación de entrada y salida (generalmente situada en el almacén): Se cierra el ciclo.

Objetivos del milk-round interno:

  1. Reducir el despilfarro asociado al transporte materia prima y producto terminado.
  2. Eliminar el despilfarro correspondiente a los recorridos en vacío
  3. Eliminar el despilfarro correspondiente a las búsquedas de material
  4. Eliminar el despilfarro correspondiente a las esperas por falta de material
  5. Concentrar las acciones del operario en operaciones de valor añadido (no en búsquedas, recorridos, transportes y esperas)
  6. Promover el principio de tracción (PULL)
  7. Simplificar las preparaciones, dado que habrá siempre la mínima cantidad de material necesaria para iniciar la fabricación

1 comentario en “Milk Round”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies