KAIZEN. La mejora auténtica. La mejora necesaria.

KAIZEN. La mejora auténtica. La mejora necesaria.

Kaizen es una palabra de uso muy frecuente en el Lean Manufacturing. No soy partidario de abuso de términos en japonés para referirnos a cada herramienta del Lean, pero este es un concepto que no se puede expresar de otra forma y merece la pena recordar. Kaizen, palabra formada por Kai 改 (cambio) y Zen 善 (bueno), es literalmente “mejorar”, lo cual no es que sea muy impresionante, pero es que va mucho más allá de nuestro concepto occidental de “mejorar”. Si seguimos la definición de Masaaki Imai (autor de “Kaizen: la clave de la ventaja competitiva japonesa”) : Kaizen es la mejora en todas partes, todos los días, por parte de todos y… paso a paso.

Veamos cada una de estas ideas:

Mejora en todas partes.

La mejora no es algo exclusivo del área de operaciones de la empresa. Kaizen abarca a todas las funciones y procesos de la organización. Todo es mejorable y debiera ser continuamente mejorado. Sería estupendo que al margen de la empresa privada esta idea calase también en servicios públicos como hospitales y colegios, pero yo me conformo de momento con lo primero.

Mejora todos los días.

No “mejorar ahora que tenemos un problema” ni “mejorar ahora que la máquina se ha averiado…”. No necesitamos motivo alguno para aplicar Kaizen, si no apreciamos el problema a simple vista debemos ir en su búsqueda.

Mejora por parte de todos.

Hay organizaciones en las que mejorar es sólo responsabilidad del departamento de ingeniería, del “Lean Manager” o de cierto equipo creado para resolver un problema concreto. La aplicación de Kaizen hace que mejorar sea responsabilidad de todos, y esto puede suponer un grandísimo cambio en el planteamiento de las funciones del personal. Ya no eres esa persona encargada de fabricar piezas usando esa máquina de acuerdo con un procedimiento; eres esa persona de la que se espera que contribuya al mejor funcionamiento de la máquina y a la continua adaptación de ese procedimiento, dando lugar a nuevos estándares de trabajo. ¡Identificar mejoras e implantarlas es ahora una parte fundamental de tu trabajo!

Y finalmente, muy importante:

Paso a paso…

En muchas empresas occidentales sólo se entiende la mejora como sustitución de maquinaria obsoleta, automatización, adquisición de nuevas herramientas… Innovación en definitiva (previo pago, claro está). Esto puede dar lugar a mejoras, pero no es Kaizen.

Las inversiones en soluciones innovadoras buscan mejoras drásticas e inmediatas. Se centran en el resultado. Kaizen se centra en el proceso, se pone en practica en pequeños pasos. Pequeñas mejoras gratuitas de bajo coste que a menudo son difíciles de apreciar en los resultados (al menos de forma individual). Grano a grano se va formando la montaña.

Leanroots Kaizen
Leanroots. Kaizen.

¿Qué coste tiene acercar a tu puesto de trabajo ese contenedor de piezas, ahorrándote unos segundos en cada operación?

¿O dejar de hacer esa pequeña operación que nos hemos dado cuenta de que ya no es necesaria?

Sin embargo, si el trabajador se limita a seguir unas órdenes o un procedimiento de trabajo sin más, se estará desaprovechando su mayor potencial: su capacidad de análisis y creatividad para mejorar. No deberíamos trabajar como robots cuando tenemos mucho más que ofrecer. Kaizen no es sólo conveniente para todos, es cada vez más necesario.

Kaizen es la mejora en todas partes, todos los días, por parte de todos y… paso a paso.

1 comentario en “KAIZEN. La mejora auténtica. La mejora necesaria.”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies